Como activar la detección corporal para que Android no se bloquee

El uso que le damos a nuestros móviles se hace cada vez más complejo con el pasar de los años y la inclusión de la tecnología por parte de muchas empresas y organizaciones para dar un servicio más eficiente y cómodo a sus usuarios.

Desde servicios de mensajería personal o empresarial, hasta la gestión de nuestras cuentas de diversos servicios como el pago de la televisión por cable, banco en línea, carteras digitales y muchas otras aplicaciones con información personal muy delicada.

Es por eso que los móviles cuentan con sistemas de seguridad cada vez más avanzadas con la finalidad de salvaguardar dicha información como el clásico PIN que hay que ingresar para desbloquear nuestro móvil.

Sin embargo, Android ha querido ir más allá con métodos más inteligentes de bloqueo y desbloqueo para hacer de esta actividad repetitiva algo más eficiente y rápida.

Detección Corporal: tu móvil sabrá si lo llevas contigo a donde vayas

Entre estos métodos se encuentra la detección del móvil cuando lo tenemos con nosotros. También conocido como “detección corporal”, en donde el teléfono es capaz de saber si lo estamos llevando encima haciendo que el desbloqueado se realice más rápidamente.

Dicha tecnología ya tiene varios años de haberse implementado en los teléfonos Android, sin embargo, se ha ido puliendo y perfeccionado con el tiempo para minimizar sus errores y no termine desbloqueándose en el bolsillo de un ladrón.

Gracias a algunos de estos avances incluso logran detectar la forma en la que camina su propietario con el paso del tiempo y datos que va recolectado, por lo que al detectar alguna irregularidad o algo fuera de lo común, este se mantendrá bloqueado. 

Cómo activar el bloqueo por Detección Corporal (Smart Lock) en Android

Accede a “Ajustes” y luego selecciona la opción “Seguridad” en donde podrás configurar la manera en la que bloqueas tu móvil. 

Si no cuentas con algún método de bloqueo, posiblemente encuentres que esta opción llamada“Smart Lock” se encuentre deshabilitada. 

Para poder habilitarlo, primero debes de tener algún método de desbloqueo seleccionado como el PIN, patrón, contraseña, etc. Desafortunadamente el método de deslizamiento no cuenta para poder acceder a esta opción.

Una vez habilitado o si ya lo tenías disponible, pulsa en la opción “Bloquear automáticamente” para configurar el tiempo de bloqueo automático que puede ser de manera inmediata o hasta 30 minutos después de su último uso.

Y estos son todos los pasos para activar este tipo de bloqueo que como puedes ver es rápido y fácil.

Fallos del Smart Lock que hay que tener en cuenta

Esta tecnología aún no está perfeccionada, por lo que algunas circunstancias que asemejen el traslado a pie del dispositivo como viajar en avión o barco puede despistar un poco al sistema, haciéndolo creer que se está moviendo al par con su propietario aunque este lo haya dejado en su asiento o en otra superficie, dejando al móvil completamente desbloqueado.

Incluso Google admitió que puede verse alterado el Smart Lock ante traslados por tierra como carros o autobús en donde el teléfono le podría demorar un poco más, aproximadamente 5 minutos, en descubrir que está en un sitio fijo y no caminando.

Por ello, se recomienda configurar la seguridad del móvil cuando se realice un viaje y mejor optar por los medios de bloqueo tradicionales, especialmente si nos estamos trasladando en un vehículo que puede llegar a asemejar el movimiento de nuestro andar.

De momento no se sabe si las empresas de telefonía planean desarrollar más esta tecnología cuando han estado poniendo sus esfuerzos en la detección facial como forma de desbloqueo o incluso algunos gestos con la mano.

De lo que si estamos seguros es que de mejorar el Smart Lock y combinarlo con estos tipos de desbloqueos más actualizados, harían de este proceso tan repetitivo algo mucho más ameno que les daría a los usuarios más seguridad de llevar su teléfono a donde sea.

Sin embargo, el Smart Lock resulta ser bastante efectivo y cómodo para su uso cotidiano especialmente si ser peatón es parte del estilo de vida de los propietarios, o se traslada por medio de vehículos más estables como el metro subterráneo o bicicleta en donde el móvil no tenga oportunidad de confundirse.