Jeff Bezos, dueño de amazon, presenta un prototipo para ir a la luna

Que Jeff Bezos, el fundador de Amazon, es un tipo ambicioso, es algo que salta a la vista. De su proyecto inicial para vender libros pasó a crear la tienda online más grande y lucrativa del mundo donde es posible comprar absolutamente de todo. Y ahora que en la Tierra no le queda mucho más por lograr, ha puesto sus ojos en el cielo.

Bezos presentó recientemente la maqueta de una nave espacial que pretende enviar, con tripulación humana, a la Luna, y quiere hacerlo antes de 2024. Y lo hizo con la parafernalia propia de los grandes acontecimientos, muy al estilo del gran Steve Jobs.

El artefacto, que ha sido bautizado como como Blue Moon, lleva tres años en desarrollo, y además de transportar personas, también llevará instrumentos y vehículos para explorar la superficie lunar.

Al parecer Bezos se siente muy cómodo en su personaje de impulsor de grandes hazañas espaciales,  y lejos de una excentricidad, parece habérselo tomado muy en serio. Tanto, que sus planes no son los de “ir de excursión” a la Luna, sino que planea crear comunidades que puedan asentarse en el satélite de forma permanente.

La presentación se centró en gran medida en especificaciones técnicas del proyecto, como el hecho de que el combustible de la nave será hidrógeno líquido o que la nave contará con una conexión a internet via láser para estar en permanente contacto con la Tierra.

Blue Moon contará con una capacidad de carga de entre 3´6 y 6´5 Toneladas métricas, capacidad que empleará tanto en la recogida de muestras lunares para su estudio, como en el transporte de suministros para los futuros asentamientos humanos.

Después de que Elon Musk mostrara su interés por Marte, es ahora otro magnate como Bezos el que anuncia un proyecto relacionado con el espacio. Su interés no es nuevo, puesto que ya en alguna ocasión anterior declaró que la Luna debería ser el lugar donde se implantasen las fábricas más contaminantes para preservar la vida en la Tierra, pero esta vez, parece que va muy en serio.

Contando con la ambición, el deseo y el dinero necesarios, ¿Alguien cree que su proyecto no llegará  a hacerse realidad? La respuesta no está tan lejos. En 5 años sabremos si Bezos es un visionario…o un lunático.