La aportación tecnológica de Google en la detección por la lucha del cáncer de mama

En la actualidad, el cáncer es una de las enfermedades más comunes entre todos los habitantes de este nuestro planeta Tierra. Concretamente, este es a su vez uno de los casos más complicados que puede vivir una persona en su vida, dado que suele convertirse en la peor pesadilla de cualquiera. Por una parte, la detección de este tipo de enfermedades evoluciona constantemente y eso se debe siempre al avance en tecnología. Además, no resulta nada raro que empresas de este sector realicen aportaciones a la lucha contra el cáncer, este es el caso concreto de Google y su apuesta por la detección temprana del cáncer de mama.

Ezte tipo de detección resulta crucial en los pacientes, dado que cuanto antes se descubra esta enfermedad, antes se podrá establecer un tratamiento con éxito. Cabe destacar, que esta aportación se basa en el estudio de más de 76.000 mamografías de mujeres británicas y 15.000 mamografías de mujeres estadounidenses. En definitiva, la detección del cáncer con IA se realizó mediante un análisis de una base de 28.000 imágenes y los resultados fueron más que positivos.

Acierto superior a los propios radiólogos

Google Health es la herramienta que permite que este estudio pueda revelar / detectar ciertos casos de cáncer de mama en pacientes. Por una parte, según algunas conclusiones del estudio, «mostramos una reducción absoluta del 5,7 % y 1,2 % (Estados Unidos y Reino Unido) en falsos positivos y de un 9,4 % y 2,7 % en falsos negativos».

Este tipo de sistema suele funcionar o detectar más casos al realizar estas pruebas dentro de laboratorios.

Además, durante este estudio también se llevaron a cabo simulaciones de IA con procesos de doble lectura, concretamente para aumentar el acierto en la detección. Cabe remarcar, que como resultado a esta doble lectura, se confirma que, «el sistema de inteligencia artificial mantenía un rendimiento no inferior y reducía la carga de trabajo del segundo lector en un 88%«.

 La vida real es algo más compleja que un laboratorio

Todos los resultados de estos análisis resultan más que satisfactorios en esta lucha constante contra el cáncer. Remarcar, que debemos ser siempre realistas y ser conocedores de los posibles fallos de estas aplicaciones inteligentes. Cabe destacar, que este tipo de estudios necesitarán siempre de unos ensayos clínicos para poder controlar el rendimientos de esta herramienta, Google Health. Según se afirma en una entrevista en Nature, «el mundo real es más complicado y potencialmente más diverso que el entorno de investigación controlado que se informa en este estudio».

Este tipo de IA de Google Health aún no se ha empleado en entornos reales, por lo que aún no es fiable al 100 %.

Concretamente durante este estudio no se recolectaron todas las mamografías y las mayorías de imágenes pertenecían a un sistema de un solo fabricante. Además, también se emplearon mamografías en 2D y 2D, pero la forma de trabajar de la IA de Google Health en cada una es diferente. En definitiva, la realidad siempre supera a la ficción y por lo tanto los laboratorios serán cruciales en el desarrollo de estos estudios.