La app de la Liga espiaba a sus usuarios y ahora tendrá que pagar la multa

Parece algo salido de una película de acción y de espionaje que las computadoras y los teléfonos estuvieran intervenidos por genios de la tecnología para cometer fechorías. Sin embargo, esto puede llegar a ser más real de lo que pensamos.

Muchos saben que las autoridades pueden interceptar llamadas telefónicas en los teléfonos caseros o incluso mensajes de texto, pero ¿qué tal si cualquier otra persona está vigilando lo que haces a través de tu móvil? 

Esto sucedió realmente y fue una aplicación llamada LaLiga, una aparentemente inofensiva app que mantiene al tanto a los aficionados del fútbol brindando información oportuna sobre los partidos, goles, resultados, críticas y más. 

Sin embargo ocultaba algo que congeló a sus usuarios y los obligó a eliminar esta aplicación de sus móviles.

La app La Liga es sorprendida espiando y salió impune

El experto en legalidad en el ámbito tecnológico, Jorge Morell Ramos, confirmó que una aplicación llamada LaLiga podía encender el micrófono del móvil de los usuarios al igual que almacenar la ubicación al mismo tiempo desde el año pasado.

El descubrimiento obligó a la aplicación a preguntar a los usuarios si quieren darle estos permisos a la aplicación gracias a la ley de protección de datos de Europa quienes obligan a los desarrolladores a pedir estos permisos.

Además, también demandó que LaLiga mencione esta práctica en su apartado de “bases del servicio” para que los usuarios puedan enterarse de todo el proceder de esta aplicación sobre sus móviles, haciendo que este “modo espía” no sea obligatorio de aceptar (eso incluye que el usuario “acepte” por el hecho de no estar enterado)

Si bien la app manifestó no tener intensiones malas, más que tener un mejor control de cómo se utilizaban las retransmisiones de los partidos ofrecidas por LaLiga para evitar prácticas fraudulentas y otros delitos, aun así era de vital importancia que los usuarios supieran que su privacidad estaba en juego.

Posteriormente se pudo leer una leyenda donde la app avisa que enviaría una solicitud para activar el micrófono y la geolocalización, así como otra información como el nombre de la red conectada, así como la mac del WiFi, con la intención de obtener información de donde se están viendo los partidos que transmiten y evitar así delitos por derecho de propiedad intelectual.

Aunque el asunto parece haberse aclarado y controlado, muchos usuarios se han puesto a reflexionar sobre qué es lo que hacía este y otras aplicaciones antes de las leyes de protección de datos, y sobre todo, qué hicieron con toda la información.

Otras de las inquietudes manifestadas eran sobre que dichas leyes deberían de ser revisadas, ya que el hecho de que los avisos estén estipulados en las bases de uso, permisos y demás, debería de permanecer ilegal el hecho de pretender poner en riesgo la privacidad e información de los usuarios sea cual sea la intención.

Jorge Morell calmó un poco la angustia al asegurar que el audio grabado no era utilizado ni revisado, solo servía para comparar que el audio captado por el partido que se estuviera mirando verdaderamente coincidiera con el partido de la transmisión original. Por lo tanto, el micrófono solo se activaba cuando se miraba una transmisión por la app.

La Liga  finalmente es sancionada y corregida

Tuvo que pasar un tiempo pero la AEPD (Agencia Española de Protección de Datos) no pudo hacer caso omiso a lo sucedió y finalmente le impusieron una multa por 250 mil euros por pretender cometer estas prácticas sospechosas sin haberlo mencionado en una primera instancia.

La app Liga trató de limpiar también su nombre informando al público y sus usuarios que solamente se usaba el 0.75% del audio para lo antes mencionado, y que las conversaciones u otros sonidos ajenos a la transmisión de sus partidos no eran grabados.

Después de todo el alboroto, finalmente LaLiga confirmaría después que esta función sería borrada de manera definitiva de la aplicación en su siguiente actualización, de modo que los usuarios puedan creer de nuevo en la app y no sientan temor.

LaLiga ahora es una app segura, sin embargo, hay cientos de miles de aplicaciones por ahí que posiblemente nos oculten algo.