¿Qué son los wearables?

En inglés, la palabra «wear», significa llevar puesto o vestir. Se trata de una palabra que ha sido utilizada por las tecnologías actuales, para hacer referencia a la tecnología usable.

En esencia, lo que significa wearables, de cara a las tecnologías actuales, es el uso de productos que pueden ser llevados, que pueden ser implementados en tu cuerpo y que te ofrecen un servicio específico. El ejemplo más claro es el de los relojes de las películas de Misión Imposible I.

Por entonces, aquella tecnología resultaba muy fantástica, porque nadie creía que un simple reloj permitiría mantener una videollamada. Hoy son toda una realidad, tal como lo son los smartwatch de Android o iOS.

El concepto de los weareables es innovador y esta cada vez mas presente en la vida cotidiana de las personas.

Más allá de los wearables

La esencia del wearables tiene una misión específica, que está más allá de ser una tecnología de moda. Se trata de una funcionalidad que tiene algo para ofrecer, definiendo el estilo de vida de una persona. Por eso puedes encontrar wearables en productos tan sencillos como lo son un par de zapatos deportivos.

La lista de objetos wearables es cada vez más amplia: se habla de pulseras, gafas inteligentes, anillos, cinturones, relojes, GPS, entre muchos más. Son objetos que se sincronizan con tu vida y te dan apoyo. Por ejemplo, algunos tienen que ver con el sector de la actividad física y del deporte, lo que te permite estudiar tu rendimiento físico.

La mayoría de estas tecnologías cuentan actualmente con el sistema de GPS. Se trata de algo esencial, que le permite a la persona compartir su ubicación. De ese modo, si algo llegase a pasarte, podrían rastrearte gracias a aplicaciones de Android o iOS.

El futuro de los wearables

Se estima que en el futuro, los productos wearables nos permitan tener un estilo de vida más eficiente, gracias a tecnología que nos permita una alta conectividad y una mayor eficiencia temporal.

Uno de los wearables mas populares entre los usuarios es la Go Pro. Es un wearable que se ajusta en tu cabeza, permitiéndote tener un registro de una experiencia en cualquier ámbito. El inconveniente de estos equipos se encuentra en su actual costo, además de que dependen del uso de una batería.

Por otro lado, son productos que pueden perderse con facilidad, porque generalmente son muy pequeños. Además, su rendimiento siempre depende de otras tecnologías, como lo son los dispositivos Android o iOS.

Los campos de mayor uso de los wearables

Existen tres tipos de campos donde más se está implementado el uso de los wearables. Estos son:

  • Sector de accesorios y textil: hoy en día se habla hasta de camisetas con tecnologías. La implementación de collares o gafas inteligentes también representan otro de los campos donde se le da prioridad a la tecnología. La prueba más legítima de este sector es el smartwatch.
  • Salud: en este caso, se habla de wearables que te permiten hacer un registro de la actividad de tu corazón, archivando la información obtenida cuando sales a correr. Es algo similar a lo que ocurre con aquellos dispositivos para diabéticos que constantemente están estudiando el azúcar en la sangre. Solo que en este caso se habla de una implementación más sencilla, que puede ser valorada a través de dispositivos Android o iOS.
  • Riesgos laborales: el último campo de mayor acción de los wearables tiene que ver con el apoyo logístico para riesgos laborales. Es el caso de los productos para bomberos, donde sus cascos cuentan con sensores que equilibran el nivel de oxigeno y la temperatura.

Por todo ello, los wearables han venido para quedarse y hacer de nuestra vida algo sencillo, eficaz y seguro.