Xiaomi patenta una mascarilla inteligente tras el boom del coronavirus

Xiaomi, es una compañía dedicada al desarrollo, diseño y venta de teléfonos inteligentes y otros tantos dispositivos electrónicos. Cabe destacar, que se trata de una de las pocas creadoras que rompe con los esquemas del mercado tecnológico con sus dispositivos extravagantes. Concretamente, su estudio de mercado intenta localizar la demanda de tecnología que puede adaptarse a todo tipo de situaciones. Entre sus últimos lanzamientos encontramos una mascarilla inteligente que monitoriza mediante el smartphone la calidad del aire en tiempo real, la F95.

Por una parte, este nuevo invento puede atribuirse al boom del conocido ya como virus del años, el coronavirus. Además, estas mascarillas ya se diseñaron en su versión infantil, pero en esta ocasión Xiaomi ha querido darle una vuelta de tuerca para especificar ciertas mejoras. Cabe remarcar, que a pesar de coincidir por casualidad con este virus, se diseñó con la única función de evitar la contaminación, aunque las ventas se multiplican con creces desde la llegada del coronavirus.

Incorporación de sensores capaces de detectar la contaminación aérea

Xiaomi lanza esta mascarilla en el momento preciso, tras la alarma mundial por la propagación y posible contagio del coronavirus, este gadget es una auténtica mina de oro. El núcleo interno de este dispositivo se basa en el empleo de sensores que detectan la contaminación en el aire. Por una parte, la memoria interna almacena todos los datos que se envían al smartphone del usuario. Además, esta en sí cuenta con un disco duro, una memoria, autonomía para largos usos y conectividad.

Los primeros diseños de mascarillas inteligentes que Xiaomi creó se destinaron a uso infantil.

Por la parte más revolucionaria, cabe destacar que Xiaomi ha dotado a esta mascarilla de la posibilidad de ver en tiempo real los datos de la contaminación. Entre las posibles características, se encuentras también la capacidad de medición de tiempo, el ritmo de respiración e incluso el nivel de polución. Además, se confirma que esta es efectiva en un 95%, puesto que puede detectar el porcentaje de partículas en suspensión PM 2,5. En definitiva, se conocen todas sus aspectos, a excepción del tipo de conectividad de próxima su versión mejorada.

China es uno de los países con más demanda de la mascarilla F95

Lo común en la sociedad siempre ha sido el uso de mascarillas industriales de tela o algunas algo más elaboradas, pero la idea de Xiaomi no tiene desperdicio. Vivimos en un mundo en el que uno de los temas candentes es la lucha incesante contra todo tipo de contaminación. Además, uno de los factores que nos destaca por encima de cualquier aspecto es el empleo de las nuevas tecnologías. Concretamente, esta estrategia escogida por la compañía se basa únicamente en el ofrecimiento de cualquier tipo de dispositivo conectado.

Las mascarilla comunes han descendido sus ventas ante los avances tecnológicos como el de Xiaomi.

Por un lado, China es uno de los países donde más mascarillas se usan y también el lugar donde nadie te mira raro por llevar una puesta. El uso frecuente de estos dispositivos es sin duda alguna las aglomeraciones de gente y tráfico, como puede ser la calle o el transporte público. En definitiva, ciudades masificadas como Pekín ve necesaria su implantación en la ciudadanía para proteger la salud de todos sus habitantes.